Altillo N° 17

Hace unas semanas apareció un dibujo en la ventana de nuestro altillo. Parecía hecho con un dedo, en la tierra pegada en el vidrio del lado de afuera, y lo remarcamos con un fibrón del lado de adentro. Por un día, nuestra ventana fue un escenario: ahí miramos ese dibujo donde había algunas imágenes que se hilaban o que parecían inconexas. Esa noche la lluvia lavó la tierra del vidrio, después alguna borró lo que habíamos remarcado desde adentro.
Una de nosotras siete quiso volver a ver los personajes que habían aparecido dibujados en
nuestra ventana. Se había comprado unos cuantos acrílicos y quería sacar ideas de esas imágenes, para pintar algo parecido o a lo mejor algo distinto. Ella quería usar los colores: tenía un acrílico verde, otro azul, uno con brillos dorados, otro acrílico blanco que reflejaba un poco la luz, como nuestras cuatro paredes.
La que quería pintar sabía que las imágenes que habíamos visto tenían que estar en algún lado, pero no encontraba la forma de volver a acceder a ellas. Esas cosas que aparecieron dibujadas en nuestra ventana, las buscaba entre todo lo que hay publicado, filmado, dicho, escrito, fotografiado, entre todo lo que está siendo dicho, escrito, publicado en este momento. Había tanto que terminaba siendo lo contrario de un registro. Parecía ser que la sobreabundancia borraba un poco.
Entonces volvimos a los cuadernos donde anoto algunas cosas que pasan acá. En la página del 27 de julio estaba asentado que aquella vez que apareció un dibujo en nuestra ventana, hubo seres-pájaros y seres-ballenas, y otros seres de patas largas; que también había árboles con frutos brillantes y hubo batallas, y había extensiones de territorio.
Aunque seguíamos sin encontrar las imágenes teníamos la descripción de las cosas que habían pasado en la ventana: la ventana no era un espacio en blanco. ¿La ventana era un espacio en blanco? ¿Qué era en realidad un espacio en blanco? Entramos en duda. La que quería pintar bocetó algunas ideas. 
Por algún motivo persisto en esto que parece inútil. Tomo apuntes del rincón de la realidad que es este altillo despojado. Así viene siendo lo que queda escrito de nuestra versión de los hechos.

ED 135 - 09/08/17