Paisaje sin asidero

Ventana a la sierra (2018) es el primer libro que escribí de principio a fin, es decir, empezando por el principio y terminando por el final, incorporando cada uno de sus movimientos internos y sus partes con premeditación y claridad, combinando la intención consciente con el impulso de la escritura.

Fue uno de esos procesos creativos que cuando suceden te toman y hasta que no se terminan no te sueltan, inmersión necesaria en la que el texto se va destejiendo/tejiendo en perfecta coherencia interna, cada poema desprendiéndose del anterior y abriéndole paso al que sigue. Entre que empecé a escribir y terminé de corregir transcurrió aproximadamente un año, sin contar la instancia posterior de edición con Buena Vista, en la que yo ya vivía en la ciudad de Córdoba.

Condensa la experiencia de mi primer invierno en la sierra -frío, silencio, horas largas-, en la soledad más potente que viví. Aunque las cosas que le pasan a quien escribe no necesariamente son ni deben ser importantes para una obra, algo en la intensidad de esa vivencia se transluce. Impregna el texto. Los poemas cargan la fuerza de la escritura como acto de supervivencia. Cierta languidez de ego lavado que observa las cosas que suceden como mira el fluir de la superficie de un río, como percibe su mente la sadhaka.

El libro transcurre en un movimiento interno posible de describirse como una línea punteada que cobra cuerpo hasta volverse pincelada y después se difumina; la fuerza del avance aunque la incertidumbre genere constantes desplazamientos.

Poemas cortos y opacos son sostenidos por la transparencia de una voz en primera persona, luego todo decanta en una catarata de discurso que finalmente se dispersa, en versos brevísimos diseminados en el espacio de la página.

En esa ondulación, varios elementos aparecen y desaparecen, se repiten y se pierden: la determinación, la abundancia, el replegarse, los pájaros, un perro, la mujer que pasa. La ventana como el lenguaje es incapaz de asir la sierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *